Ra, el Dios Sol en la mitología egipcia

Ra es el dios del sol en la mitología egipcia. El significado de su nombre no se puede determinar con exactitud, sin embargo, se considera que tiene el significado «poder creativo». Era uno de los dioses más importantes de la religión egipcia de la antigüedad. Los seguidores de Ptah sugirieron que Ptah creó a Ra, pero en la mayoría de los mitos se dice que Ra fue creado fuera del caos al principio del tiempo.

Según los mitos, Ra gobernaba todo el universo formado por la tierra, el cielo y el inframundo. También creó a todas las criaturas vivientes gritando sus nombres, los cuales no eran conocidos por nadie más que por él. Se cree que Ra lloró y que los humanos fueron creados a partir de sus lágrimas. Esta es la razón por la que los egipcios se llaman entre sí «Ganado de Ra». A Ra también se le dijo que había creado plantas, animales, meses y las cuatro estaciones.

Muchos gobernantes de Egipto afirmaron que eran descendientes de Ra y usaron «sa Ra», que significa «el hijo de Ra/Re» como parte de sus nombres.

Como el dios del sol, que es en realidad un fuego por naturaleza, Ra necesitaba una barca para viajar entre la tierra y las aguas del Duat, el inframundo y el cielo. Tenía dos barcos: Mandjet, su barco para los viajes diurnos, y Mesektet, su barco para los viajes nocturnos. Según los mitos, Ra estaba acompañado por muchos dioses durante sus viajes en sus barcos. Horus fue dicho para ser capitán de los barcos de Ra con Ma’at y Thoth al lado de él. Sia (inteligencia), Heka (magia), Hu (mando) y Geb fueron otros dioses que lo acompañaron durante estos viajes. A Uputaut, la deidad conocida como «el dios que abre los caminos», se le dijo que se uniera a estas deidades por las noches para guiar a Ra.

Según la creencia, Ra estaba viviendo en la tierra al principio gobernando el mundo pero la gente empezó a dudar de su capacidad como su Dios. La hija de Ra, la Diosa Hathor era considerada como su Ojo y Ra la envió para castigar a los humanos que cuestionaban su capacidad. Ra se mudó y empezó a vivir en el cielo después de eso. El pueblo egipcio se culpó a sí mismo cuando Ra dejó la tierra y la gente atrás y se movió hacia el cielo. Algunos otros dioses en la creencia egipcia como Osiris actuaron en lugar de Ra y los reyes humanos, los faraones, se hicieron cargo del trabajo a medida que pasaba el tiempo.

Como uno de los nombres más importantes de la mitología egipcia, Ra se fusionó con otros dioses como Horus y Amun (convirtiéndose en Amun-Ra). Estaba simbolizado por un halcón o halcón, sin embargo, se observó que en algunas representaciones se utilizaba un león como su símbolo.

Leave a Reply